Ciempiés

El ciempiés tropezó con el primer y el tercer par de patas.Todos aguantaron la respiración. Nadie imaginó lo que vino después.

Anuncios