Seducción fallida

Intentó mirarle con toda la ternura que ocho ojos pueden dar. Ella respondió con un grito. Era duro ser araña.

Anuncios