Equilibrista

La garceta caminó sobre los cables con un equilibrio envidiable.De ser humana se hubiese preguntado por qué no habían aplausos.

Anuncios