El dentista

El dentista cuando viajaba en tren siempre se sentaba frente a quien durmiera con la boca abierta. No podía evitar fantasear.

Anuncios