Picotear

Tras varios días sin poder probar bocado, la paloma sospechó que decir “no” y picotear el suelo era incompatible.

Anuncios