Peinarse

Se peinó y no le cayó ni un solo pelo. Era lógico: aquel día estaba teniendo unas ideas fantásticas.

Anuncios