La papada del palomo

En un ataque de fervor primaveral el palomo infló tanto su papada que le salieron las plumas disparadas.

Anuncios